Tras una fractura ósea, las mujeres mayores tienen más probabilidades de ser objeto de detección y tratamiento de osteoporosiS

.
La osteoporosis es un trastorno frecuente que ocasiona pérdida progresiva del tejido óseo que incrementa el riesgo de fracturas y se considera principalmente como una enfermedad que afecta a las mujeres mayores. De hecho, el reparto de la enfermedad entre hombres y mujeres es de 1 a 7, según señalan la mayoría de los estudios epidemiológicos, aclara el Dr. Neyro, vocal para el País Vasco de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Investigaciones Óseas y Metabolismo Mineral (SEIOMM), cuyo congreso anual se ha celebrado en días pasados en Santiago de Compostela (ver más sobre el tema en http://www.neyro.com/2013/07/09/1533/)
No obstante, hasta uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años tendrán una fractura ósea debida a la osteoporosis. Un estudio publicado en Journal of Bone & Joint Surgery (JBJS) reveló que los hombres tenían tres veces más probabilidades que las mujeres de ser objeto de pruebas de densidad de la masa ósea (DMO) después de una fractura del radio distal pero siete veces menos probabilidades de comenzar el tratamiento de osteoporosis. Todo ello enmarca el desastre asistencial que viene padeciendo esta cruel enfermedad causante de tanta invalidez y minusvalía, cual es la osteoporosis (ver en http://www.neyro.com/2013/11/08/osteoporosis-el-50-por-ciento-de-los-afectados-abandona-el-tratamiento-despues-de-los-seis-primeros-meses/)

Dado el incremento de la población estadounidense que envejece, se espera que la posible frecuencia de fracturas por osteoporosis —que ocurren durante una caída en una posición de pie o más baja, por lo general a consecuencia de la pérdida de hueso—aumente dos a cuatro tantos en los hombres y las mujeres durante los siguientes 30 años. En la actualidad más de 2 millones de hombres tienen osteoporosis y más de 30% de las fracturas de la cadera ocurren en los hombres. Los hombres tienen el doble de la tasa de mortalidad de las mujeres durante la hospitalización inicial y el primer año después de la fractura tras una fractura de la cadera. Las tasas de sobrevida después de una fractura de la muñeca, la tercera fractura más frecuente por osteoporosis y la factura más frecuente de la extremidad superior en adultos mayores, también son más bajas en los hombres.

La identificación de los factores de riesgo de la enfermedad es básica a la hora de establecer el abordaje diagnóstico primero y terapéutico después de esta enfermedad, señala nuestro experto, el Dr. Neyro (ver más sobre este mismo tema en http://www.neyro.com/2013/01/16/la-identificacion-de-los-factores-de-riesgo-para-la-salud-osea-nos-permite-sospechar-la-existencia-de-la-osteoporosis/) Una evaluación de la densidad mineral ósea, a menudo con absorciometría de rayos X de doble energía (DXA) o densitometría, es el procedimiento normal en mujeres mayores de 65 años y en las mayores de 60 que han sufrido una fractura por osteoporosis o que tienen factores de riesgo para la osteoporosis. Se han propuesto recomendaciones similares para los hombres.

En este estudio que ahora comentamos, los investigadores analizaron en forma retrospectiva los registros médicos de 95 hombres y 344 mujeres de más de 50 años que se trataron de una fractura de la muñeca en un solo hospital entre el 2007 y el 2012. Se evaluaron las lesiones de los pacientes para determinar si se les efectuó o no detección de osteoporosis antes de su lesión o si recibieron solicitud de una prueba de densitometría y tratamiento de la osteoporosis al cabo de seis meses después de su fractura radial.

Menos hombres que mujeres fueron objeto de pruebas de densidad de la masa ósea antes de su fractura. Tras la fractura de la muñeca, el número de hombres que fueron objeto de evaluación de la osteoporosis siguió siendo más bajo: 53% de las mujeres (184) frente a 18% de los hombres (17).

Por otro lado, 21% de los hombres en comparación con 55% de las mujeres iniciaron el tratamiento con suplementos de calcio y vitamina D al cabo de seis meses de la lesión, y 3% de los hombres frente a 22% de las mujeres comenzaron a tomar bisfosfonatos, un tratamiento farmacológico frecuente para incrementar la masa ósea. El género sexual masculino, los patrones de fractura menos graves y el mecanismo de lesión de alta energía fueron factores predictores independientes de la falta de inicio de tratamiento con calcio y vitamina D.
Imágenes integradas 1

Con base en la Herramienta de Evaluación del Riesgo de Fracturas (FRAX) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) disponible en línea, 50% de los hombres que obtuvieron una prueba de densidad ósea se consideraron con riesgo de una segunda fractura osteoporótica importante en el siguiente decenio. En general, los hombres tuvieron fracturas menos graves que las mujeres y 20% de ellos y 40% de ellas en el estudio tuvieron una fractura de «tipo-Colles» (una fractura que afecta a la articulación de la muñeca).

«El tratamiento de fracturas óseas en los hombres, pero no la causa fundamental, aumenta su riesgo de fracturas futuras y complicaciones relacionadas», dijo la autora principal del estudio, Dra. Tamara Rozental, profesora asociada de cirugía ortopédica, Escuela Médica de Harvard. «Los resultados de este estudio nos conducen a recomendar que los hombres mayores de 50 años con fracturas del radio distal sean objeto de pruebas de la densidad ósea y evaluación con el algoritmo FRAX para identificar mejor a los que tienen alto riesgo de fracturas futuras y a aquellos en quienes sería útil el tratamiento adicional».

Sea como fuere, se añade por parte del Dr. Neyro, presidente del próximo congreso nacional de la SEIOMM a celebrar en Bilbao en octubre de 2015, no todos los tratamientos empleados en la actualidad presentan iguales tasas de efectividad clínica (ver en http://www.neyro.com/2013/05/27/osteoporosis-y-farmacos-genericos/) por lo que los profesionales debieran conocer estas circunstancia a la hora de elegir los mejores tratamientos y, sobre todo, a la hora de informar sobre ellos a los pacientes que en última instancia tendrán que decidir sobre todos ellos en el largo plazo. (ver en http://www.neyro.com/2014/07/08/medicamentos-con-el-mismo-principio-activo-no-tienen-necesariamente-equivalencia-terapeutica/)

Referencias:                  

Rozental T. et al, Older men less likely to receive osteoporosis screening and treatment following a bone fracture. American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS). 5 de noviembre de 2014

Fuente: Medcenter Medical News. http://www.medicalnewstoday.com/releases/284995.php

Un pensamiento en “Tras una fractura ósea, las mujeres mayores tienen más probabilidades de ser objeto de detección y tratamiento de osteoporosiS”

Los comentarios están cerrados.