Uno de cada diez enfermos de cáncer continúa fumando incluso años tras su diagnóstico

El presente web-blog está dedicado a la salud femenina y a la divulgación sanitaria en general, enfatizando los aspectos mejor relacionados con aquélla; sin embargo, algunos temas de la medicina, trascienden a los asuntos de género y cobran interés en toda la población. Entre ellos, paradigmáticamente están los referidos al tabaco y al cáncer y ambos en relación. De hecho, al hablar del tabaco, lo hemos relacionado con asuntos que hasta hace muy poco tiempo no se sospechaba que pudieran tener ninguna relación (léase en el link http://www.neyro.com/2013/03/17/el-tabaco-aumenta-el-riesgo-de-abortos-espontaneos-y-nacimientos-prematuros/)
Era más conocido el asunto de hasta qué punto el empleo de tabaco puede estar relacionado con cánceres teóricamente no relacionados con el humo del propio tabaco (como lo contamos en el link http://www.neyro.com/2012/12/19/el-riesgo-de-cancer-de-mama-en-fumadoras-aumenta-significativamente/) y que, por supuesto, grava la salud femenina desde el mismo inicio del tabaquismo en la mujer (resulta claro en el este suelto publicado enhttp://www.neyro.com/2013/11/28/la-incorporacion-de-la-mujer-al-habito-tabaquico-ha-incrementado-la-mortalidad-por-cancer-de-pulmon-un-50-en-los-ultimos-anos/)
Ahora, sin embargo, nos planteamos si el diagnóstico de un cáncer es capaz por sí solo de modificar los hábitos de conducta del fumador en relación, precisamente, con ese diagnóstico. Así, se ha visto últimamente que un diagnóstico de cáncer no conduce automáticamente a una vida más sana. Un estudio realizado por científicos de EE. UU. evidencia que uno de cada 10 enfermos de cáncer continúa fumando incluso años después de su diagnóstico. El estudio se publicó en “Cancer Epidemiology Biomarker & Prevention”. Pretendía cuantificar el impacto sobre los fumadores actuales ante el diagnóstico de cáncer colorrectal (CRC) y la detección de cáncer de mama sobre la prevalencia del cribado del cáncer en general en el ámbito estatal.
El equipo de investigación liderado por Lee Westmass de la American Cancer Society analizó los datos de 2938 enfermos nueve años después de su diagnóstico. Descubrieron que el 9,3 % de los participantes aún fumaban, el 83 % de ellos diariamente. De media fumaban 14,7 cigarrillos al día.

La mayor prevalencia de los fumadores se encontraba en los enfermos de cáncer de vejiga con el 17,2 %, seguida de los enfermos de cáncer de pulmón (14,9 %), y cáncer de ovario (11,6 %). La prevalencia del tabaquismo alcanzó el 7,6 % en enfermos con melanoma, el 7,3 % en enfermos de cáncer de riñón y el 6,8 % en enfermos de cáncer colorrectal.

“Fumar puede causar nuevas mutaciones entre los supervivientes de cáncer que pueden derivar en cáncer con metástasis y nuevos tumores. También puede afectar a la actividad física e interferir en la eficacia de los tratamientos”, comentó Roy Herbst de la Universidad de Yale. Por consiguiente es importante tener en cuenta este problema y desarrollar contraestrategias, enfatizó. En el caso de las mujeres, señala el ginecólogo José Luis Neyro, el daño es multifactorial y se encadena directamente con la condición del funcionamiento de los ovarios (como demostramos en http://www.neyro.com/2007/09/20/el-consumo-de-tabaco-adelanta-entre-dos-y-tres-anos-la-llegada-de-la-menopausia/)
Niveles más bajos del CRC (cribado del cáncer de colon y recto) y la mamografía de cribado entre los fumadores actuales contribuyen sustancialmente a la menor prevalencia de cribado general en muchos estados USA, particularmente en los estados del sur y del medio oeste, donde la prevalencia del tabaquismo es más elevada. Estos resultados ponen de relieve el potencial de los esfuerzos más concentrados para promover el abandono y el cribado entre los fumadores como un medio para el logro de las metas de detección de cáncer. Nuestra pelea debe orientarse a demostrar que abandonar el tabaquismo es costosos pero merece la pena en el corto y en el largo plazo, sin duda alguna, señala nuestro experto el Dr. José Luis Neyro (véase en http://www.neyro.com/2010/09/08/como-dejar-de-fumar/)
Fuente:

Bryan LWestmaas LAlcaraz KJemal A.Cigarette Smoking and Cancer Screening Underutilization by State: BRFSS 2010. Nicotine Tob Res. 2014 Sep;16(9):1183-9. doi: 10.1093/ntr/ntu047. Epub 2014 Apr 2.

2 pensamientos en “Uno de cada diez enfermos de cáncer continúa fumando incluso años tras su diagnóstico”

  1. Muchas gracias, Silvia, por sus amables palabras y sobre todo, por seguirno en este blog.

    Tras leer este artículo y seguramente otros parecidos, imagine la cara de bobalicones que se nos queda a los ginecólogos……, cuando algunas pacientes nos muestran su “interés” en diagnosticar precozmente el cáncer de mama y nos exigen implicación en el asunto a los ginecólogos (o a la sanidad pública….., para que gaste recursos en este punto….), mientras de forma simultánea desprecian toda sugerencia de que abandonen los veinte o treinta años de tabaquismo cuyas consecuencias no valoran o, peor aún…., ignoran completamente……

    En fin……, seguiremos peleando por tratar de hacer la mejor divulgación sanitaria.

    Un saludo cordial y, de eras Silvia, agradecido por sus seguimientos.

    No se olvide recomendarnos a sus amigas.

Los comentarios están cerrados.