Líbido y climaterio

El punto de vista tradicional de que la libido disminuye después de la menopausia es sobre todo cierto, pero las razones son complejas. Puede ser simplemente el resultado del envejecimiento o el resultado de la deficiencia de estrógenos. Pero también, puede ser la respuesta a un compañero menos activo sexualmente, ya que hay estudios que indican que si las mujeres posmenopáusicas tienen una pareja o parejas sexuales entusiastas entonces su libido se mantiene por muchos años después de la menopausia.

También es difícil entender lo que realmente es la libido. Viniendo de la raíz latina “lib-, Libet” – para querer o desear – no era originalmente un verbo relacionado con el sexo, pero sin duda el significado contemporáneo es claramente sexual. Pero incluso la libido o deseo sexual en relación con las mujeres o los hombres tienen otras connotaciones no sexuales en que se relaciona con la salud en general, a la auto-confianza, a la energía, y por lo general la forma en que una persona siente hacia su entorno y el cuerpo físico (es la pulsión libidinal de los psicoanalistas). Es fácil de aumentar la libido por la TH bien llevada y, aparte del evidente aumento en los eventos sexuales, como fantasías, tanto el coito, la masturbación y el orgasmo, también existe el efecto multiplicador de que las mujeres son más felices y tienen más energía y dar a conocer un aura de ser sexualmente confiadas. Las mujeres hablan de las ventajas adicionales que acompañan a una mejoría en su libido, en particular, su entusiasmo por la vida, confianza en sí misma en el trabajo, y un mayor sentimiento de amistad y complicidad con su pareja.

Libido es una extraña mezcla de cabeza, el corazón y las hormonas pero como ginecólogos sólo podemos influir realmente en la parte hormonal de esta tríada. Los psicólogos y psiquiatras pueden pensar que pueden alterar otros aspectos, pero los resultados son menos confiables y el tratamiento lleva mucho más tiempo. A pesar de ello la mayor parte de la literatura sobre el tratamiento de la pérdida de la libido no viene de los ginecólogos ni se relaciona con la terapia basada en hormonas (TH); la sexología tiene mucho que decir en este campo.

Las mujeres después de la menopausia a menudo tienen problemas de sofocos, sudores nocturnos, sensación de sudor y humedad y poco atractivo durante la noche. Tienen insomnio (temprano, mediano o tardío) y la pérdida de la libido a menudo toma la forma de un rechazo total incluso de su pareja. Esto es muy difícil de entender para ellos, si persiste el cariño a esa persona con la que han vivido felices durante 30 años, por ejemplo. También puede haber sequedad vaginal debido a la atrofia de la deficiencia de estrógeno relacionado a las relaciones sexuales que se tornan dolorosas. Estos (y seguramente otras más) son a menudo las causas físicas de la pérdida de la libido.

A menudo se afirma que las mujeres tienen una pérdida de la libido después de la histerectomía, pero esto no debería ocurrir incluso si se extirpan los ovarios pero se administra TH adecuada. Esto es contrario al mensaje dado casi a diario a cada mujer en artículos acerca de la histerectomía, que siempre indican que la operación provoca depresión, pérdida de la sexualidad, la falta de armonía con su pareja y así sucesivamente, cuando la realidad es que cada ensayo clínico aleatorizado única ha demostrado que la histerectomía con la TH apropiada se asocia con menos ansiedad, menos depresión, mejor la sexualidad y mejores puntuaciones de salud general.

Es muy raro que los periodistas continúen produciendo este mensaje de moda, pero cada vez más deshonesto sobre la histerectomía y sus posibles consecuencias. La deficiencia de esteroides ováricos subsiguiente a la ooforectomía será, por supuesto, capaz de producir los síntomas de la menopausia (todos predecibles….) y la pérdida de andrógenos ováricos producirá el síndrome de deficiencia de andrógenos de la mujer con pérdida de la libido, pérdida de energía, depresión, pérdida de concentración, e incluso dolores de cabeza y mialgias. Esto ocurre con frecuencia después de una histerectomía sin la TH adecuada y apropiada, pero se desconoce con qué frecuencia se presenta en mujeres normales de mediana edad que no han sufrido una histerectomía u ooforectomía. Probablemente es bastante común, pero es ignorado por la mayoría de los médicos que prescriben la TH y prácticamente todos los psicólogos y psiquiatras que no están familiarizados con el uso de hormonas.

Con la mujer peri o post-menopáusica habitual es fácil tratar las sofocaciones y sudores calientes y su insomnio resultante de la pérdida de los estrógenos y también resulta sencillo el tratamiento de la vaginitis atrófica (que causa dolor durante el coito) mediante estrógenos locales o sistémicas. La eliminación de los síntomas más conocidos y característicos de la deficiencia de estrógenos prolongado provoca claramente un efecto dominó y la sintomatología va cediendo poco a poco. La mayoría de las personas con estos síntomas claros de la menopausia podrían ser ayudadas por los estrógenos solos…., si los ginecólogas pusiéramos más empeño en nuestras actitudes respecto a las hormonas.

Sin embargo, sigue existiendo un grupo de mujeres sin sequedad vaginal y sin síntomas vasomotores que tienen esta pérdida incomprensible de la libido. También podrían ser ayudados por los estrógenos, pero el tratamiento más eficaz es mediante la adición de testosterona que, aunque disponibles cada vez por menos vías – pastillas, inyecciones , cremas y geles , sólo tiene licencia para su uso en las mujeres como un implante hormonal, en otros países. Uno de los mejores, asocia el estrógeno a la dosis habitual de 50 mg de estradiol con testosterona 100 mg y esto debe repetirse cada seis meses. La mejora de la libido se produce habitualmente en una semana y tiene una duración de unos cinco meses, momento en el que el implante debe renovarse. En las pacientes que han sufrido una histerectomía, este tratamiento es todo lo que se requiere. Las mujeres con útero necesitarán emplear progestágeno cíclico como Progesterona natural micronizada como mejor opción durante los primeros diez días de cada mes natural para producir un sangrado regular o pueden insertarse el progestágeno en el útero como un sistema intrauterino Mirena que protegerá el endometrio y también puede además suprimir los períodos mensuales por deprivación.

La pérdida de la libido es una condición común, muy prevalente, muy angustiante, pero perfectamente tratable en la mujer menopáusica. Para las mujeres que no tienen ninguna objeción a las hormonas, el estrógeno con o sin la testosterona, debe ser – en nuestra opinión – el tratamiento de primera línea, junto a los abordajes sexológicos.

2 pensamientos en “Líbido y climaterio”

  1. Muchas gracias por sus ambiles palabras y, sobre todo, por seguirnos y confiar en nosotros, estimada Diana. Si le gustamos puede suscribirse gratuitamente por correo electrónico (justo un poco más arriba a la derecha…) para recibir en su correo cada nueva entrada (y le aseguro que en septiembre va a tener ocho o diez casi…., a una cada par o tres días….)

    Lo que nos cuenta sobre Tibolona y su estado de ánimo es perfectamente comprensible y es la norma; le sienta bien a la generalidad de las mujeres que la emplean, eliminando sofocos y mejorando el sueño…., en fin. Puede leer un poco más en esta entrevista que me hicieron para un web mexicano en el que colaboro de vez en cuando. Lo tiene en http://www.neyro.com/2012/07/26/la-tibolona-en-el-tratamiento-del-climaterio/

    Los efectos secundarios que usted me cuenta, respecto del acné son poco frecuentes pero pueden darse….; podríamos probar de nuevo y tratar de emplear alguna terapia de tipo cosmético para mejorarlo…. Lo que es indudable es que sin Tibolona está usted peor por lo que dice….y la conclusión es que parece haber perdido calidad de vida…., que no se trataba de eso para solucionar el (pequeño espero) problema de acné.

    En fin Diana, las terapias médicas en general son la resultante del análisis del balance riesgo – beneficio y creo que en su caso el tema está bastante claro.

    Vuelva a charlar con su ginecólogo (a nosotros nos tiene en directo en http://www.neyro.com/contacto a su disposición) sobre el tema, porque la decisión final es solo suya aunque los mimbres que nos ha expuesto me sugieren que casi lo tiene decidido.

    Un placer ayudarle con nuestras reflexiones; si además le informamos de algo, pues miel sobre hojuelas.

    Hasta cuando quiera.

    Recomiende el blog a sus amigas.

    Nos tiene también en Facebook (https://www.facebook.com/josel.neyro) y twiter (https://twitter.com/doctorneyro), si es que sigue estas redes sociales.

    Un saludote¡¡¡¡¡

  2. Excelente artículo, aprovecho para preguntarle, yo tomé durante 10 meses tibolona, me sentí muy bien, excepto que todos los meses me brotaba acné. cambié de ginecólogo y el actual me la elimino, he estado con problemas de resequedad, insomnio, frio en los huesos del brazo derecho etc. no se si deba tomar nuevamente la tibolona.

Los comentarios están cerrados.