La menopausia merma la calidad de vida de siete de cada diez mujeres españolas

La Sociedad Internacional de Menopausia dedicó el Día Mundial de la Menopausia, que se celebró el pasado 18 de octubre a este síntoma vasomotor bajo el lema  ‘¿Calor?, ¿Bochorno?, ¿Sofocos? No los sufras en silencio’.
Los sofocos persisten durante más de un año en la mayoría de las mujeres. Siete de cada diez mujeres españolas ven alterada su calidad de vida por los sofocos, síntoma menopáusico que se manifiesta como una repentina sensación de calor y ansiedad localizada en el cuello y la cara, y que suele ir acompañado de sudoración y palpitaciones.
La Sociedad Internacional de Menopausia (International Menopause Society) ha dedicado este año el Día Mundial de la Menopausia a este síntoma vasomotor bajo el lema ‘¿Calor?, ¿Bochorno?, ¿Sofocos? No lo sufras en silencio’.
Según el doctor Rafael Sánchez, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), “durante un sofoco, que suele durar entre 30 segundos y 5 minutos,el corazón late más rápido y se eleva la temperatura de la piel. En general, los sofocos persisten durante más de un año en la mayoría de las mujeres, con una media de duración de aproximadamente 4 años”.
El presidente de la AEEM explica que “el trastorno puede interferir en las actividades laborales y cotidianas, así como en el sueño, con la consiguiente fatiga, pérdida de concentración ysíntomas de depresión, todo lo cual puede dificultar la vida familiar, así como la actividad sexualy las relaciones de pareja”. De hecho, continúa el Dr. Sánchez, “algunas mujeres todavíaviven la menopausia como una enfermedad. Por tanto, es conveniente que los especialistastengamos en cuenta que la mujer debe continuar con su vida cotidiana durante el climaterio, demanera que la menopausia se convierta en una etapa más de su vida, y no en un periodo detransición con más inconvenientes que ventajas”.
El insomnio, más común en aquellas mujeres que padecen sofocos severos, es una de las principales preocupaciones de la mujer en la menopausia. Según el presidente de la AEEM,“aunque el insomnio no se puede atribuir a una sola causa, los sofocos son un factor de riesgo añadido”. El Dr. Neyro, por su parte, coordinador y director de los cursos AEEM de Bilbao de formación continuada en menopausia y climaterio desde hace más de ocho años,  afirmó que el insomnio puede llegar a confundirse en este grupo de pacientes junta a otros síntomas neurovegetativos con patologías psicológicas y emocionales que llevan a que muchas mujeres sean inadecuadamente tratadas en estas fases de sus vidas con un exceso de psicofármacos.
Del mismo modo, otros factores, como la irritabilidad, la depresión y la ansiedad, sintomatología climatérica frecuente, también pueden favorecer la aparición del insomnio, es decir, de la dificultad que experimenta una persona para conciliar el sueño o, una vez conciliado, permanecer dormido.
Hacia una nueva menopausia
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España la esperanza de vida de las mujeres es de 82,9 años (un poco más en las de la comunidad autónoma del País Vasco en que llega a los 84 años), y se prevé que, en 2020, se sitúe en 85,1 años. A este respecto, el doctor Rafael Sánchez comenta que, “la actitud de la mujer es más positiva que hace unos años y es la propia mujer la que debe participar en las decisiones clínicas y de tratamiento que afectan a su calidad de vida. Sólo así, y en paralelo a la medicina preventiva y al establecimiento de programas específicos de salud dirigidos a la mujer, podemos conseguir mejorar su calidad de vida”.
En este sentido, se ha  asegurado que “la mujer es, por tanto, más protagonista que nunca de su bienestar y está cada vez más interesada en el concepto global de salud. Esta modificación, junto con la evolución sociocultural de la mujer y los avances científicos, deben conllevar un cambio en la perspectiva desde la que los profesionales encargados de la salud de la mujer ofrecemos una atención sanitaria a este sector de la población”.
Con esas intenciones, en el objetivo de incrementar la formación de los médicos vascos alrededor de las cuestiones que afectan a la endocrinología del climaterio es que se plantea el Dr. Neyro (autor del manuscrito Repercusión de la menopausia en la calidad de vida,  que se publicó en la Rev Iberoam Contracep y Menop 2008; 10(3))
la realización de la que será DM la novena edición de su curso anual y que se celbrará en un incomparable marco, durante el próximo mes de marzo de 2012. desde este web informaremos puntualmente de su programa y de todos los detalles de su organización.

La Sociedad Internacional de Menopausia dedicó el Día Mundial de la Menopausia, que se celebró el pasado 18 de octubre a este síntoma vasomotor bajo el lema  ‘¿Calor?, ¿Bochorno?, ¿Sofocos? No los sufras en silencio’.
Los sofocos persisten durante más de un año en la mayoría de las mujeres. Siete de cada diez mujeres españolas ven alterada su calidad de vida por los sofocos, síntoma menopáusico que se manifiesta como una repentina sensación de calor y ansiedad localizada en el cuello y la cara, y que suele ir acompañado de sudoración y palpitaciones.
La Sociedad Internacional de Menopausia (International Menopause Society) ha dedicado este año el Día Mundial de la Menopausia a este síntoma vasomotor bajo el lema ‘¿Calor?, ¿Bochorno?, ¿Sofocos? No lo sufras en silencio’.
Según el doctor Rafael Sánchez, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), “durante un sofoco, que suele durar entre 30 segundos y 5 minutos,el corazón late más rápido y se eleva la temperatura de la piel. En general, los sofocos persisten durante más de un año en la mayoría de las mujeres, con una media de duración de aproximadamente 4 años”.
El presidente de la AEEM explica que “el trastorno puede interferir en las actividades laborales y cotidianas, así como en el sueño, con la consiguiente fatiga, pérdida de concentración ysíntomas de depresión, todo lo cual puede dificultar la vida familiar, así como la actividad sexualy las relaciones de pareja”. De hecho, continúa el Dr. Sánchez, “algunas mujeres todavíaviven la menopausia como una enfermedad. Por tanto, es conveniente que los especialistastengamos en cuenta que la mujer debe continuar con su vida cotidiana durante el climaterio, demanera que la menopausia se convierta en una etapa más de su vida, y no en un periodo detransición con más inconvenientes que ventajas”.
El insomnio, más común en aquellas mujeres que padecen sofocos severos, es una de las principales preocupaciones de la mujer en la menopausia. Según el presidente de la AEEM,“aunque el insomnio no se puede atribuir a una sola causa, los sofocos son un factor de riesgo añadido”. El Dr. Neyro, por su parte, coordinador y director de los cursos AEEM de Bilbao de formación continuada en menopausia y climaterio desde hace más de ocho años,  afirmó que el insomnio puede llegar a confundirse en este grupo de pacientes junta a otros síntomas neurovegetativos con patologías psicológicas y emocionales que llevan a que muchas mujeres sean inadecuadamente tratadas en estas fases de sus vidas con un exceso de psicofármacos.Del mismo modo, otros factores, como la irritabilidad, la depresión y la ansiedad, sintomatología climatérica frecuente, también pueden favorecer la aparición del insomnio, es decir, de la dificultad que experimenta una persona para conciliar el sueño o, una vez conciliado, permanecer dormido.
Hacia una nueva menopausia
Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España la esperanza de vida de las mujeres es de 82,9 años (un poco más en las de la comunidad autónoma del País Vasco en que llega a los 84 años), y se prevé que, en 2020, se sitúe en 85,1 años. A este respecto, el doctor Rafael Sánchez comenta que, “la actitud de la mujer es más positiva que hace unos años y es la propia mujer la que debe participar en las decisiones clínicas y de tratamiento que afectan a su calidad de vida. Sólo así, y en paralelo a la medicina preventiva y al establecimiento de programas específicos de salud dirigidos a la mujer, podemos conseguir mejorar su calidad de vida”.
En este sentido, se ha  asegurado que “la mujer es, por tanto, más protagonista que nunca de su bienestar y está cada vez más interesada en el concepto global de salud. Esta modificación, junto con la evolución sociocultural de la mujer y los avances científicos, deben conllevar un cambio en la perspectiva desde la que los profesionales encargados de la salud de la mujer ofrecemos una atención sanitaria a este sector de la población”. Con esas intenciones, en el objetivo de incrementar la formación de los médicos vascos alrededor de las cuestiones que afectan a la endocrinología del climaterio es que se plantea el Dr. Neyro (autor del manuscrito Repercusión de la menopausia en la calidad de vida,  que se publicó en la Rev Iberoam Contracep y Menop 2008; 10(3))la realización de la que será DM la novena edición de su curso anual y que se celbrará en un incomparable marco, durante el próximo mes de marzo de 2012. desde este web informaremos puntualmente de su programa y de todos los detalles de su organización.

4 pensamientos en “La menopausia merma la calidad de vida de siete de cada diez mujeres españolas”

  1. Buen día Estrella:

    Confirmar con su relato que nuestra labor altruista le sirve apenas a una sola persona, es para nosotros un enorme motivo de satisfacción y, si me permite decirlo, también de orgullo por tantos años de esfuerzo y dedicación.

    Le agradecemos mucho sus palabras y esperamos que se lo cuente a sus amigas para que nuestro web siga creciendo y posibilitando ayudar a muchas otras personas.

    Hasta cuando quiera, estimada Estrella, pero siga confiando en su ginecólogo…..

    Un saludo muy cordial!!!!!!

  2. Me negaba a tomar tibolona, pero después de leer tantas consultas tan maravillosamente contestadas x el Dr. Neyro, hoy empecé a tomarla como prueba. Por supuesto q me fué indicada x mi ginecóloga. Tengo 63 años y espero experimentar los buenos resultados q se han manifestado en todas las rrspuestas. Muchas gracias x ocuparse de nosotras.

Los comentarios están cerrados.